Si tiene fiebre, tos u otros síntomas, usted podría tener COVID-19. Si cree que puede haber estado expuesto a la COVID-19, comuníquese con su proveedor de atención médica.

En esta página encontrará:


Por qué usar solo tratamientos aprobados

Solo use los tratamientos para la COVID-19 recetados por su proveedor de atención médica. Los tratamientos no aprobados pueden causar daños graves o incluso la muerte.


Medicamentos aprobados para su uso

  • La Administración de Alimentos y Medicamentos (Food and Drug Administration, FDA) aprobó un medicamento para tratar la COVID-19: remdesivir (Veklury).
  • La FDA ha emitido autorizaciones de uso de emergencia (emergency use authorization, EUA). Estas permiten que los proveedores de atención médica usen productos que aún no están aprobados. Algunos medicamentos aprobados para otros usos también están permitidos para tratar la COVID-19. Pero deben cumplirse ciertos requisitos.
  • Los Institutos Nacionales de la Salud (National Institutes of Health, NIH) han desarrollado pautas de tratamiento de la COVID-19. Estas ayudan a los proveedores de atención médica para COVID-19 a comprender cómo usar los medicamentos disponibles.

Tratamiento fuera del hospital

Si recibe un resultado positivo de la prueba de COVID-19 y es probable que se enferme, su médico puede recomendarle que obtenga tratamiento.

Para pacientes de alto riesgo

Para las personas con alto riesgo de enfermarse gravemente, la FDA emitió EUA para algunos tratamientos con anticuerpos monoclonales. Las opciones disponibles son bamlanivimab y etesevimab administrados juntos, y casirivimab e imdevimab. Estos se adhieren a partes del virus, lo que ayuda al sistema inmunológico a reconocerlo y responder contra él. Si se usan, deben administrarse lo antes posible dentro de los 10 días posteriores al inicio de los síntomas.

Las guías de tratamiento de la COVID-19 de los Institutos Nacionales de Salud (National Institutes of Health, NIH) recomiendan el uso de bamlanivimab e etesevimab administrados juntos para el tratamiento de pacientes ambulatorios con COVID-19 de leve a moderada que tienen un alto riesgo de progresión clínica. También dicen que no hay suficiente evidencia para pronunciarse a favor o en contra de casirivimab e imdevimab.

Estos tratamientos están disponibles en los lugares de distribución designados. También están disponibles en muchos centros de atención a largo plazo de California.

Para pacientes de bajo riesgo

Si usted está sano en general, su médico puede recomendar lo siguiente:

  • tomar medicamentos, como acetaminofén o ibuprofeno, para reducir la fiebre
  • beber agua o recibir fluidos vía intravenosa para permanecer hidratado
  • descansar mucho para ayuda al cuerpo a combatir el virus

Tratamiento en el hospital

Su proveedor de atención médica decidirá qué enfoque tomar para su tratamiento. Algunos medicamentos han reducido la gravedad de la enfermedad o el riesgo de muerte de los pacientes hospitalizados de las siguientes maneras:

  • Ralentización del virus. Los medicamentos antivirales ralentizan la multiplicación y la propagación del virus por el cuerpo.
    • Remdesivir (Veklury) es un medicamento antiviral aprobado por la FDA para tratar la COVID-19. Las pautas de los NIH recomiendan remdesivir para ciertos pacientes hospitalizados con COVID-19.Se administra a los pacientes por vía intravenosa.
  • Reducción de una respuesta inmune hiperactiva. En pacientes con COVID-19 grave, el sistema inmunológico del cuerpo puede reaccionar de forma exagerada ante la amenaza del virus. Esto puede causar daños a los órganos y los tejidos del cuerpo. Algunos tratamientos pueden ayudar a reducir esta respuesta inmunitaria hiperactiva.
    • La dexametasona es un medicamento esteroide. Actúa como una hormona natural producida por el cuerpo, y puede prevenir o reducir lesiones. Las pautas de los NIH recomiendan la dexametasona para algunos pacientes con COVID-19 grave. Se recomienda el uso de dexametasona para pacientes que necesitan oxígeno suplementario.
  • Tratamiento de las complicaciones. La COVID-19 puede dañar el corazón, los vasos sanguíneos, los riñones, el cerebro, la piel, los ojos y los órganos gastrointestinales. También puede causar otras complicaciones. Según la situación, es posible que se necesiten más tratamientos, como anticoagulantes para los coágulos de sangre.
  • Apoyo de la función inmunológica del cuerpo. El plasma de pacientes que se han recuperado de COVID-19 puede contener anticuerpos contra el virus. Esto puede ayudar al sistema inmunológico a reconocer y responder más eficazmente al virus. Pero actualmente las pautas de los NIH no recomiendan el tratamiento con plasma.

Qué hacer si se siente enfermo

Si está enfermo de COVID-19 o cree que podría estarlo, la vida no puede seguir como de costumbre. Debe cuidar de sí mismo y proteger a otras personas de su hogar y comunidad. 

Siga estos pasos:

  • Permanezca en casa. La mayoría de las personas con COVID-19 solo tendrán una enfermedad leve. Es probable que pueda recuperarse en casa sin atención médica. No salga de su casa, excepto para recibir tratamiento. No visite áreas públicas. Evite el transporte público, los viajes compartidos o los taxis.
  • Cuídese. Descanse y permanezca hidratado. Tome medicamentos de venta libre, como acetaminofén, para que le ayude a sentirse mejor.
  • Permanezca en contacto con su médico. Llame antes de buscar atención médica. Obtenga atención si tiene problemas para respirar o si tiene otras señales de advertencia de emergencia.

Si tiene estas señales de advertencia de emergencia, llame al 911.

Señales de advertencia de emergencia de COVID-19

Dificultad al respirar
Presión o dolor en el pecho
Labios o cara azulados
Confusión o dificultad para despertar
Otros síntomas graves


Preguntas y respuestas


Manténgase informado