La fortaleza de California está en su diversidad. El odio y la discriminación no tienen lugar en nuestra sociedad y mucho menos en nuestra respuesta ante la COVID-19. Asociar esta enfermedad con un grupo de personas o un determinado origen étnico está mal y es peligroso. Las situaciones de violencia, intimidación y acoso deben ser reportadas y detenidas por el bien de todos. 

Durante esta emergencia de salud pública es especialmente importante detener la discriminación. Si no se controla, puede provocar la negación de la atención médica y la violación de los derechos civiles, además de violencia. Esto puede provocar una mayor propagación del virus y muertes, lo que afectaría gravemente a la comunidad. Comparta información precisa; no promueva la estigmatización ni el odio. Esto nos ayudará a unirnos como comunidad para luchar contra la COVID-19.

La legislación de California protege de la discriminación a todas las personas del estado. Usted no debe ser discriminado por motivos de raza, nacionalidad, ascendencia o estatus migratorio. La discriminación no puede ocurrir en:

Las empresas también tienen prohibido discriminar por motivos de ciudadanía o idioma. Esto incluye a proveedores de vivienda.

La legislación de California también protege de la violencia relacionada con discriminación a todas las personas.

Si usted ha vivido cualquiera de estas formas de discriminación o violencia, presente una queja.

Estigmas

El miedo y la ansiedad por el coronavirus son reales. Pero no son una excusa para estigmatizar a grupos completos de personas. Aunque la propagación de la COVID-19 comenzó en el extranjero, la enfermedad no está relacionada con ninguna raza o nacionalidad.

No es correcto estigmatizar a las personas debido a su procedencia y eso no hace que usted esté seguro. Cualquier persona puede tener coronavirus. Cuando dejamos que nuestras acciones se guíen por el miedo, el odio, los estigmas y la desinformación, los grupos estigmatizados sufren mental y físicamente. Debemos dejar fuera el lenguaje nocivo y eliminarlo al hablar.

Mantenga fuertes a nuestras comunidades durante los tiempos difíciles. Deshágase de los estigmas en sus palabras y sus acciones.

No hay culpables del brote de la COVID-19 y todos debemos trabajar juntos para terminar con esta pandemia. Este es un buen momento para recordar cómo ser un buen vecino: 

  • Hable si ve que otras personas sufren de maltrato.
  • Sepa que muchos de nosotros contraeremos COVID-19, sin importar nuestra raza, origen étnico, género, edad u orientación sexual. 
  • Sea amable con los demás y trate a todos con respeto. 
  • Lea los tuits del gobernador Newsom contra la xenofobia dirigida a la comunidad asiáticoamerica.

Intimidación cibernética

Enviar o publicar contenido hiriente es una forma de intimidación. Puede suceder incluso cuando un estudiante está aprendiendo en casa. Este comportamiento es dañino y no se debe tolerar.

Si cree que su hijo está siendo intimidado cibernéticamente, hay ayuda. Consulte los recursos para la prevención de la intimidación del Departamento de Educación.

Crímenes de odio

Un crimen de odio es un acto delictivo motivado por la percepción del grupo social al que pertenece la víctima. Esto es diferente del discurso de odio, el cual está protegido bajo la Primera Enmienda. Pero cuando los discursos de odio llevan a un crimen de odio, la ley protege a la víctima.

Si sospecha que usted es víctima de un crimen de odio, comuníquese con su departamento de policía local de inmediato. Guarde toda la evidencia y anote todo lo que recuerde. Consulte la guía sobre los crímenes de odio y cómo reportarlos en varios idiomas.

Manténgase informado